Trastornos del comportamiento en perros gerontes

Nuestro perro se esta poniendo viejito   Los trastornos de comportamiento canino más comunes son una importante disminución de la capacidad de aprendizaje, apatía, irritabilidad y un inadecuado comportamiento de eliminación el cual se manifiesta por la emisión de orina y heces en lugares inapropiados. Muchos propietarios consideran estos comportamientos como propios de la edad y por lo tanto normales, hecho por el cual toleran las complicaciones que traen aparejadas para la convivencia y se adaptan a las mismas. Sin embargo en otras ocasiones esto no sucede y algunos dueños llegan incluso a considerar la posibilidad de deshacerse de sus perros. Cualquiera sea el caso resulta importante que todo propietario tenga en cuenta que los trastornos antes mencionados no sólo producen problemas durante la convivencia sino también un sufrimiento a los animales y que por lo tanto pueden y deben ser tratados por los médicos veterinarios mejorando así la calidad de vida de los perros y por ende la de sus propietarios. Varias son las causas que pueden motivar la aparición trastornos de comportamiento en los perros gerontes. Entre ellas podemos mencionar:   Síndrome de disfunción cognoscitiva en perros Es un trastorno de comportamiento causado por cambios degenerativos a nivel del Sistema Nervioso Central similares a los observados en seres humanos con demencia de tipo Alzheimer. Entre los síntomas más frecuentes podemos mencionar: hábitos de eliminación inadecuados, falta de interés por la comida, apatía, desorientación dentro del entorno, trastornos del sueño e incapacidad de respuesta ante órdenes conocidas. Enfermedades orgánicas: la disminución o pérdida de la visión o de la audición pueden provocar temor o irritabilidad en algunos perros y por lo tanto contribuir a aumentar la manifestación de comportamientos agresivos. Los trastornos renales, hepáticos, hormonales, metabólicos, enfermedades óseas y osteoarticulares, tumores cerebrales, etc. pueden ser la causa de muchos de los trastornos de comportamiento que presentan los perros gerontes. Por tal motivo y para descartar la presencia de estas anomalías los veterinarios suelen, además del examen físico, solicitar análisis complementarios. Fobias resulta frecuente que los perros gerontes muestren fobias de diversa índole, más frecuentemente a las tormentas y a las explosiones producidas por la pirotecnia. Las mismas se originan durante la etapa juvenil y la adultez pero por un fenómeno conocido como sensibilización se pueden agudizar durante la vejez. Por lo expuesto se puede concluir que los trastornos del comportamiento de los perros gerontes suelen ser la combinación de disturbios orgánicos y comportamentales. Por tal motivo la consulta con el médico veterinario clínico es el primer paso para resolver estos trastornos. Durante la misma el profesional luego de una exhaustiva evaluación emitirá un diagnóstico, un pronóstico e instaurará un tratamiento adecuado o decidirá la necesidad de derivar el caso a un veterinario especializado en el área del comportamiento. M.V. Claudio Gerzovich Lis Comportamiento animal Buenos Aires - Argentina

Share this post